Aunque todavía se difunden mitos falsos sobre los inconvenientes de reciclar, la realidad es que el reciclaje tiene múltiples beneficios ambientales, sociales y, también, económicos.

Por este motivo, las Naciones Unidas han establecido como uno de los objetivos para 2030 “reducir considerablemente la generación de desechos mediante actividades de prevención, reducción, reciclado y reutilización”.

Además, desde el ámbito local se promueven iniciativas para promover el reciclado e incluso se han llegado a establecer sanciones para quienes no reciclen.

A continuación, te enumeramos tres razones por las que reciclar y contribuir de este modo a la mejora del medio ambiente.

Ahorramos energía

Cuando reciclamos conseguimos, fundamentalmente, disminuir el proceso de extracción, transporte y elaboración de nuevas materias primas. De este modo, reducimos considerablemente el uso de la energía que se necesita para este proceso.

En cifras, en España desde el 1998 se ha evitado el consumo de 26,6 millones de MWh de energía gracias al reciclaje.

Cabe destacar, que al consumir menor cantidad de energía se genera menos CO2 y se reduce el efecto invernadero.

Reducimos el uso de materias primas

En los últimos años, se ha debatido mucho sobre la necesidad de detener el imparable agotamiento de los recursos naturales. Sin embargo, cuando reciclamos materiales como el vidrio, el papel o el plástico no tenemos la necesidad de usar nuevas materias primas para fabricar productos y, por tanto, ahorraremos recursos naturales.

Además, pese a las afirmaciones que defienden que los productos reciclados son de peor calidad, la realidad es que tanto el vidrio como el aluminio y los plásticos se pueden reciclar y reutilizar sin perder sus propiedades.

Por lo que respecta al papel y al cartón, cuando se reciclan se genera una pasta que se utilizará para crear nuevos productos con una calidad buena.

Generamos puestos de trabajo

El proceso de reciclaje requiere de la creación de nuevos puestos de trabajo y de empresas que se encarguen de recoger los distintos materiales y clasificarlos.

De hecho, en los países donde se ha apostado e institucionalizado el reciclaje, la necesidad de poner en marca plantas de reciclaje ha multiplicado la tasa de empleo del sector.

Según la Comisión Europea, con una adecuada gestión de los residuos se crearían más de 400.000 puestos de trabajo. También, se ahorrarían 72.000 millones de euros y se favorecería al medio ambiente.

  • Pero ¿qué podemos reciclar?

Los materiales que podamos reciclar de forma sencilla y con asiduidad son: envases de plástico, latas, envases de papel y de cartón, vidrio y pilas y baterías. Recuerda, que cada uno de ellos tiene su contenedor.

No obstante, existen los denominados puntos limpios en los que se pueden reciclar electrodomésticos, aparatos electrónicos, bombillas o aceites usados, entre otros.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies